Uso del marketing para aumentar la competitividad de las organizaciones

El marketing no es imposible de hacer para las pymes, las nuevas tecnologías pusieron a la mano de todos nuevos medios, solamente es necesario hacer uso de esa creatividad que un día los convirtió en emprendedores y, porqué no, apelar a los cursos de marketing que existen en el mercado.

Actualmente, son muchas las compañías que disponen en su estructura un área de marketing que desempeña todas las tareas usuales de tal sector. Aun así, son todavía más las compañías que no disponen de este departamento y que, en muchos casos, piensan tener restringida su competitividad.

El marketing es una disciplina bastante novedosa para numerosas compañías y tremendamente desconocida. La mayor parte de las corporaciones no asocia el marketing como poderosa herramienta en el aumento de sus ventas y de la imagen de la firma. La orientación estratégica del negocio, de todas formas, se halla, en la mayor parte de los casos, relacionada con factores económicos más que a planteamientos de marketing estratégico.

Un buen número de pequeñas y medianas empresas no cuenta con un sector o persona encargada del Marketing, puesto que no ve prioritario este servicio. Asi, la comunicación y el marketing conforman la índole de las llamadas terceras preocupaciones.

No obstante, las nuevas generaciones y el reemplazo empresarial apuestan cada día más por este importante pilar en la evolución de las pequeñas y medianas empresas. Una apropiada formación e información acerca de la relevancia del marketing como instrumento competitivo en las organizaciones es elemental para posicionarnos al mismo nivel que, por ejemplo, de nuestros vecinos franceses e italianos.

La convicción de que solamente las grandes corporaciones y las grandes consultoras pueden dar este servicio por suerte va quedando en desuso.

El marketing significa algo más que vender mercancías o prestaciones. La venta tiene por fin principal que el usuario desee lo que la compañía le ofrece, es decir, la venta sólo se basa en la colocación del producto en las manos del cliente. Por ese motivo, en la venta se establece una relación en una única dirección.

En oposición a ello, el marketing busca que la organización disponga de lo que el usuario necesita, es decir, no comercializar lo que se fabrica, sino elaborar lo que se comercializa.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline