Los efectos favorables de la balneoterapia

Un curso de balneoterapia te capacita en la realización de un conjunto de terapias destinadas a la promoción y conservación de la salud que se llevan a cabo en los balnearios.

La balneoterapia posee un resultado calmante, merma las molestias articulares, distiende los músculos y ayuda a relajarse. Resulta excelente para la oxigenación de los tejidos y el descanso general. En definitiva, la balneoterapia representa todo un clásico en las terapias de salud y estética.

Hay dos clases de demandas mayores en este tipo de centros: las terapias o curas antiestrés y los programas de estética. Para tal fin, la balneoterapia utiliza barros del Mar Muerto, algas, hidromasajes, saunas húmedas y secas, baños termales, hidroterapia, y todo tipo de masajes.

La balneoterapia es beneficiosa para todos y puede aplicarse en innumerables dolencias, curas de reposo o anti-estrés.

La sola inmersión en las aguas termales favorece la movilidad articular y la función muscular, y contrarresta la sobrecarga muscular logrando más libertad y capacidad de movimiento.

El agua caliente ejerce como un potente analgésico que calma molestias musculares y articulatorios.

A su vez, las terapias contra el envejecimiento, reductores de peso y anticelulíticos, toman una gran importancia en los balnearios.

Lo único que necesitamos controlar, es que el personal a cargo de balnearios, se hallen muy bien capacitados en todas las aplicaciones sobre la balneoterapia, para que puedan darnos consejos sobre el tema.