La administración como disciplina y proceso

Es factible considerar a la administración como ciencia y como procedimiento. Como disciplina constituye un conjunto acumulado de conocimientos que incluye fundamentos, teorías, conceptos, entre otras cosas. En tanto que la administración como proceso contempla funciones y tareas que los administradores, capacitados con un curso de administración de empresas, deben llevar a cabo para lograr los propósitos de la organización.

La administración podría ser concebida como una disciplina que analiza a las compañías con fines descriptivos, para comprender su funcionamiento, desarrollo y comportamiento.

La administración es una ciencia que tiene por finalidad dar una explicación sobre el proceder de las organizaciones, además de hacer mención al procedimiento de manejo de las mismas.

El proceso de la administración supone la aceptación de la existencia de unos medios específicos aprovechables en la búsqueda del funcionamiento eficiente de las corporaciones. Incluye fundamentos, normas y procedimientos para el manejo racional de las entidades.