Decoración para locales

Si bien generalmente los puff suelen asociarse a una decoración chill-out, lo real es que se trata de uno de los muebles más versátiles a la hora de emprender el interiorismo de una casa, negocio o terraza. Se podría decir que los puff se ajustan a cualquier estilo de decoración. Tan solo hay que elegir el diseño, color y disposición más acertados para que el mobiliario contract refleje por completo la personalidad del negocio en cuestión.

En base al estilo de decoración que deseemos conseguir, la elección de los puff cambia.

El estilo zen persigue el orden, simplicidad y equilibrio mediante pocos objetos, sobre todo naturales, como por ejemplo la madera o la piedra. Pocos muebles y bajos, de líneas sencillas y tonos neutros destacan este estilo. Los puff con formas cuadradas de baja altura o los grandes, suelen usarse para obtener un ambiente zen.

Por su parte, el minimalismo huye de los excesos ornamentales para sintetizarlo todo a la esencia. Utiliza los elementos como partes de un todo, prevaleciendo los colores blanco y negro, y poco mobiliario. Los puff cúbicos rígidos con estas tonalidades se usan con frecuencia en este tipo de decoración.

El estilo decorativo retro & vintage busca rememorar los años 50, 60 y 70 con un toque actual. Para ello, emplea muebles originales, objetos reciclados, estampados y tonalidades estridentes. Juega, además, con los contrastes y la diversidad de formas geométricas. Los puff de distintas formas y medidas, que hagan uso de estos elementos, combinan como un guante en este tipo de ambientes.

Mientras que la estética pop se identifica por la mezcla de colores, los diseños singulares y los juegos geométricos. Para eso, pueden elegirse puff que presenten las mismas características.

Los espacios eclécticos mezclan estilos y épocas diferentes, con lo que pueden combinarse muebles y elementos decorativos rústicos, modernos, clásicos, etc. Posibilita una decoración sumamente funcional y personal, ya que el abanico de posibilidades es amplio.

Para finalizar, la decoración futurista usa la tecnología como eje principal. El mobiliario suele ser de diseño original del tipo tumbona, con tonalidades como los blancos brillantes o mezclados con otros colores intensos. En tal sentido, los puff blancos, rígidos principalmente, pero de colores fuertes y formas divertidas, pueden verse muy bien.